Cuando hablamos del mundo del cine y todo lo que significa, el formato es lo que hace a cualquier guionista parecer un profesional. Cuando se tiene un guión sin formato, sin importar la temática, se delata la calidad del aspirante. La calidad del cine se determina en los filtros por lo que se pase una producción, donde se busca que las personas lean tu guión y se interesen en lo que estas planificando. La calidad del cine hoy la podemos ver en producciones para tv y hasta en internet, donde se tienen producciones como las que vemos en el cine, tal y como son los portales de pornografia, quienes han aumentado su inversión en las producciones, donde resalta el portal de brazzers gratis.

Si quieres tener un futuro como guionista lo más importante para tener éxito es comprender el formato y todos los elementos que lo conforman, de la misma forma que si aprendieras cómo vestirte. Aquí, dependiendo del aspecto que muestres al mundo tendrás una recepción diferente. El guión tiene siempre los mismos elementos, los cuales varían dependiendo de la función de la historia.

El formato es lo que facilita la lectura a aquellas personas que leen los guiones, haciendo que entiendan a la primera lectura. Además de facilitar la lectura, facilita la localización de los elementos a los que estamos interesados bien sea que seamos actores, productores, técnicos de sonido, etc. El factor de tiempo también es importante. Por ejemplo, se considera que la página de un guión en el formato de cine clásico es igual a un minuto de película. Por lo que la idea general es que por cada página de guión se está planificando un minuto de película.

Aunque en otros medios se utilizan otros formatos diferentes al cine, aquí se utilizan formatos de guión especialmente para hacer una estimación del tiempo. Si eres de los que escribe siempre monólogos, rápidamente te darás cuenta que este formato utiliza un programa de alrededor de 8 minutos, lo que equivale a dos páginas y media de guión. Todos los proyectos sin importar el tipo o el público al que estén dirigidos tienen un guión, y todos los guiones deberían tener un formato.

El formato es el modo en el que se distribuyen las palabras en un papel. En las novelas por ejemplo, se tiene un formato con márgenes rectos, de modo que el texto forme un rectángulo en el papel. Aquí puedes reconocer con facilidad cuando empieza un capitulo nuevo, ya que ves un espacio en blanco y a mitad de página es que comienza el texto.

En los periódicos se tiene un formato con varias columnas y fotografías, donde es fácil reconocer los títulos y los textos principales del resto de la noticia. Aquí, utilizan subrayados y negritas para destacar las partes importantes, por lo que tus ojos automáticamente ven lo que les llama la atención. Las páginas web son fáciles de reconocer ya que tienen un formato con numerosos elementos, donde cuando cambian ligeramente el diseño te propones a encontrar ese cambio.