De acuerdo a recientes estudios, el cine infantil significa una pieza importante en el proceso educativo, en donde pueden aprender de matemáticas, ciencias y lo más importante: valores humanos, todo eso a través de imágenes que les divierten mientras las observan en la pantalla, funcionando entonces como un recurso pedagógico y didáctico indispensable en el arte de la enseñanza.

El cine puede ser utilizado como un instrumento educativo, gracias a su capacidad de informar a los pequeños espectadores de manera lúdica y distendida, pues mientras educa el estudiante ni siquiera nota que está siendo educado. Para él ver películas en clases es una actividad especial que le permite evadir por unas horas sus largas tareas aburridas dentro del aula, incrementando el nivel de interés y participación del niño. Por otra parte ayuda a los alumnos a la solución de conflictos, debido a que presenta la sociedad como es, mostrándoles el mundo tal cual y proporcionando un ejemplo de las relaciones que allí se viven.

De acuerdo a su capacidad educativa el cine puede ser utilizado en el aula de dos formas:

  1. Instrumento técnico de trabajo: Funciona como elemento principal para conocer diversas maneras de acceder a la sociedad y describir la realidad que allí se vive.
  2. Sustento conceptual, cultural e ideológico: Significa una base para que los alumnos puedan configurar su personalidad.

De esta forma el cine puede ser empleado para la enseñanza de diversos temas fundamentales en la educación del niño.

En la actualidad dicha herramienta ha tomado gran popularidad en la enseñanza de idiomas a los pequeños de la casa, diferentes escuelas de inglés han utilizado las versiones originales de las películas infantiles de Disney en sus clases, y hasta entonces han tenido un excelente resultado. Todo se debe a que los chicos tienen más contacto con los sonidos del idioma que son capturados poco a poco en su memoria sin que sean plenamente conscientes de ello. En este punto destaca la importancia de comenzar a aprender inglés desde una edad temprana, pues hasta los 5 o 10 años se cuenta con un cerebro realmente ágil al momento de memorizar nuevas palabras y su correcta pronunciación. Los expertos en el tema recomiendan poner películas a los niños en versión original, ellos la van a disfrutar igual con la diferencia de que escucharan sonidos en inglés que captarán a través del tiempo.

Existen 3 condiciones básicas para que una película en versión original, se realmente útil en el aprendizaje de inglés en los niños:

  1. Subtítulos en inglés: Para las primeras ocasiones es ideal utilizar una película en español con subtítulos en inglés, esto para que puedan entender la trama y ver las palabras utilizadas en la pantalla.
  2. Que les guste el tema: Si vamos a hacer que vean una película una y otra vez, lo ideal es que sea una película que amen con locura, pues además de disfrutarla al máximo la memorizan casi sin darse cuenta,
  3. Utilice un lenguaje correcto: A lo largo de la película no se deben escuchar palabras coloquiales o malsonantes, lo ideal es enseñar el inglés en su versión formal porque es más sencillo de aprender.